Imagen

Hermann Hesse – Demian

Demian

De vez en cuando necesito un poco de Hesse para poner en orden mis pensamientos. Hoy, reflexionando sobre el amor y cómo nos aferramos a él (o no), recordé este pequeña hisoria que le cuenta Frau Eva a Demian:

“-No debe usted entregarse a deseos en los que no cree. Sé lo que desea. Pero tiene que saber renunciar a esos deseos o desearlos de verdad. Cuando llegue a pedir con la plena seguridad de que su deseo va a ser cumplido, éste será satisfecho. Sin embargo, usted desea y al mismo tiempo se arrepiente de ello con miedo. Hay que superar eso. Voy a contarle una historia.

Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que una estrella no puede ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.

-El amor no debe pedir -dijo-, ni tampoco exigir. Ha de tener la fuerza de encontrar en sí mismo la certeza. En ese momento ya no se siente atraído, sino que atrae él mismo“.

Cita

Los ojos que nunca parpadean.

Para ser sincera, cada vez me cuesta más trabajo leer, me distraigo demasiado con mis pensamientos… si a esto le sumamos que el libro que estoy leyendo me es un poco difícil de entender, el resultado es que llevo medio año tratando de acabar de leer ese libro… que por cierto es de filosofía pesimista y se llama “La Conspiración contra la Especie Humana” de Thomas Ligotti… por si gustan buscarlo. El punto de todo esto es que me sorprendió algo que pasó recientemente.

No sé si les ha pasado que mientras más ruido hay a su alrededor, más se pueden concentrar. A mi me pasó hace 2 días. Estando en una cafetería coreana, llena de niñas gritando y cantando canciones de kpop y con gente entrando y saliendo del local, me puse a leer un capítulo del libro. Por alguna extraña razón, pude concentrarme del todo y sentí en ese preciso momento lo que describían esos párrafos. Les comparto este pequeño fragmento y espero que al leerlo ustedes puedan experimentar, al menos un pequeño instante, esa sensación que provocó en mi ese relato.

“La bruma sobre un lago, la niebla en bosques espesos, la luz espejeando sobre piedras mojadas: estas vistas lo hacen todo muy fácil. Algo vive en el lago, susurra por los bosques, habita en las piedras o en la tierra que cubren. Sea lo que sea, ese algo está justo fuera de la vista, pero no fuera de la visión de los ojos que nunca parpadean. En el entorno adecuado nuestro entero ser se vuelve todo ojos que se dilatan para presenciar el encantamiento del universo. Pero en realidad, ¿tiene que ser tan obvio en su atmósfera espectral este entorno adecuado?

Pensad por ejemplo en una sala de espera llena de gente. Todo aquí parece bien anclado en la normalidad. Otros a tu alrededor hablan sosegadamente; el viejo reloj de pared barre los segundos con su fina aguja roja; las persianas de la ventana dejan pasar haces de luz del mundo exterior y los mezclan con sombras. Pero en cualquier momento y en cualquier lugar nuestros bunkers de banalidad pueden empezar a desmoronarse. Ya veis, incluso amparados en el valuarte de nuestros semejantes pueden asaltarnos miedos anormales que nos llevarían al manicomio si se los contáramos a otros. ¿Acaso acabamos de sentir una presencia que no debería estar entre nosotros? ¿Ven algo nuestros ojos en un rincón de esa sala en la que esperamos no se sabe qué?

Apenas una pequeña duda se cuela con sigilo en la mente, un hilillo de sospecha en el torrente sanguíneo, y todos esos ojos nuestros, uno a uno, se abren al mundo y ven su horror. Ninguna creencia o código jurídico te amparará entonces, ningún amigo, ningún asesor, ningún personaje señalado te salvará; ninguna puerta cerrada te protegerá; ninguna oficina privada te esconderá. Ni siquiera el brillo solar de un día de verano te permitirá refugiarte del horror. Porque el horror devora la luz y la digiere convirtiéndola en oscuridad”.

Cuando se trata de vivir, la parte más sencilla es morir

Nombre

Hace 7 años inicié este blog.

Sí, ya sé que lo he tenido muy abandonado pero nunca he pensado en cerrarlo, de hecho mi propósito de este año (creo que también lo fue del año pasado jajaja) es revivirlo a como de lugar.

Releyendo algunas entradas me di cuenta de que el segundo post fue de Carnivàle. En realidad ya he perdido la cuenta de las veces que he visto esta serie y creo que jamás me cansaré.
Hace relativamente poco la volví a ver con cuaderno en mano para tomar notas.

Uno de mis diálogos favoritos ocurre en el episodio 12 de la segunda y tristemente última temporada. Ahi va:

Samson: ¿Qué es lo que les pasa a ustedes?

Ben: ¿De qué habla?

Samson: Sabes de qué hablo. El administrador, tu, Jesús y Juan El Bautista. ¡Todos ustedes!
No les importa perder la vida.

Ben: Hicieron lo que tenían que hacer.

Samson: Son idioteces. ¿Crees que Jesús murió para hacer méritos? Que tal si cuando le dijeron “Baja de la cruz” él hubiera bajado y les hubiera escupido en la cara. ¿Qué hubiera tenido de malo?

Ben: Es la peor estupidez que he escuchado.

Samson: ¡No es así! La peor idiotez es morir cuando no es necesario. Lo haces solo porque estás fastidiado de vivir.

Ben: No es cierto

Samson: Es cierto y lo sabes. Y te diré algo más que es cierto. Cuando se tratara de vivir la parte más sencilla es morir.

Hermann Hesse – Vagabundo

Poco después de cumplir los 17 años, comencé a leer a Hermann Hesse. A mis casi 33 años lo sigo considerando mi autor favorito y es que leo y releo sus libros y cada vez que lo hago me consuelan y me entristecen de una manera diferente.

Hace poco tuve una entrevista de trabajo no muy cerca de donde vivo, por lo que tomé un libro de HH que estaba a la mano para entretenerme en el camino. Aunque ya había leído “Vagabundo” decidí darle otra ojeada (solo tiene 82 páginas) y me encontré este fragmento que me gustó mucho así que quise tenerlo en mi blog. Ahi va…

“…Pero ahora, ese deleite se ha ido, se ha perdido el anhelo y el deseo de hacer ver a los demás que yo amo las lejanías. Ya no siento felicidad ni primavera en mi corazón.

Aunque corre el verano, el saludo de extraños lugares tiene para mi un sonido diferente. Es como un eco callado, y ya no salto de placer, ni arrojo mi sombrero al aire lleno de euforia.

Pero a pesar de todo, sonrío, y no sólo con los labios, sino con mi alma, ojos, con todo el cuerpo. Y brindo ahora a estas campiñas perfumadas, un reconocimiento distinto, una mayor reverencia, más delicada, con más experiencia y agradecimiento. Todo a mi alrededor me pertenece más que antes, me habla con palabras más expresivas y en una suave tonalidad. Mi antiguo anhelo ya no se tiñe de vivos colores al ensueño de los sitios distantes, porque mis ojos se conforman con lo que ven, con lo que existe, y es que ya aprendieron a ver. El mundo se ha vuelto más adorable que antes.

Sí, es ahora más bello, y aunque me encuentro solo, no sufro en mi soledad, ni quiero que la vida sea distinta de lo que ahora es. Me dejaré tostar al rayo del sol, ya estoy a punto de madurar, listo para morir, listo para renacer…

El mundo se ha convertido en algo más amable”.

Ray Bradbury (1920-2012)

Hoy es un día muy triste para mi

Mi autor favorito, Ray Bradbury ha muerto a los 91 años.

Iustración de LOU ROMANO

Recuerdo que el primer libro que leí de Ray Bradbury fue “Fahrenheit 451″; cuando yo tenía aproximádamente 17 años. Nuestro maestro de Literatura nos dió a leer este libro ya casi terminando el semestre. Habíamos leído durante ese semestre unos 5 libros de diferentes géneros y épocas según recuerdo, y el examen final era oral. Como era de esperarse muchos de mis compañeros de clase no leyeron este último, sin embargo como buena estudiante que era (jajaja) yo si lo leí y curiosamente mi examen fue de Fahrenheit 451… por supuesto pasé la materia.

Así empezó mi amor por este autor que dentro de sus historias fantásticas criticaba a la sociedad, exponía lo bueno y lo malo de la tecnología, creaba seres capaces de hacernos temblar de miedo y en muchas ocasiones nos hacia derramar lágrimas (por lo menos a mi). Otra cosa que me gusta de él es que en varios de sus cuentos escribe sobre la muerte, por lo que muchas veces menciona a México y obvio al “Día de Muertos”.

Probablemente muchos no sepan quien era pero seguramente oyeron o vieron algo referente a sus obras por que muchos de sus libros y cuentos fueron adaptados a películas, cortos animados, canciones, comics, capítulos de series de televisión como Alfred Hitchcock Presents, The Twilight Zone, The Simpsons (el capítulo donde Homero pisa una mariposa en el pasado y cuando regresa al presente todo está cambiado… ese capítulo es en referencia a un cuento de él que se llama “El sonido de un trueno / A Sound of Thunder”, etc

Curiosamente, desde hace unas semanas quería escribir sobre él en el blog porque escuché un cover que Jason Mraz hace a la canción Rocket Man de Elton John.

Rocket Man es una canción que escribió Elton John en los 70’s basada en el cuento del mismo nombre que viene en el libro “El Hombre Ilustrado / The Illustrated Man”. El Hombre del Cohete es una historia triste donde un padre de familia trabaja en el espacio, añora a su esposa e hijo pero cuando está con ellos lo único que tiene en la mente es… el espacio T_T

Elton John – Rocket Man

Jason Mraz – Rocket Man

 

En fin… podría compartirles tantas cosas hermosas que hay de este señor pero sería una entrada de blog demasiado grande (de hecho creo que ya lo es XD)
Como sea, ojalá y puedan darse un tiempo y leer un poco a este gran escritor que se nos fue.

Les dejo un video de una entrevista con Ray Bradbury y una frase muy buena de él que dice así:

“We must move into the universe. Mankind must save itself. We must escape the danger of war and politics. We must become astronauts and go out into the universe and discover the God in ourselves.”

Vídeo

Tokyo Jihen – Time Capsule

 

Hace siglos que no escribía aquí! El blog de ameba ahora es prioridad… supongo XD

Como sea, he estado lamentando el hecho de que Tokyo Jihen se desintegra. En verdad tenía la esperanza de irlos a ver a Japón algún día… ni modo.

Escuchando su último LP, me encontré esta canción. Como siempre la hermosa voz de la hermosa Shiina Ringo se hace presente. Dicen por ahi que ésta es como la canción de despedida del grupo… que triste TOT

Y como no la sentí tan difícil… he aquí la traducción

 

Albumcolor bars
CanciónTime Capsule

「タイムカプセル」
Time Capsule

新しい自分に本当になれるのかな
昨日の自分が視界を曇らせている

atarashii jibun ni hontou ni nareru no kana
kinou no jibun ga shikai wo kumoraseteiru

一つずつ手にとって 重さを確かめてみる

hitotsuzutsu te ni totte omosa wo tashikamete mir

もうすこし もうすこし
あともうすこし 生きてく力がほしい
考える 考える 人になる 貴方が私を待っているから

mou sukoshi mou sukoshi
ato mou sukoshi ikiteku chikara ga hoshii
kangaeru kangaeru hito ni naru anata ga watashi wo matteiru kara

言葉にできない感情に埋もれてく
尖った空気が声をうばってしまう

kotoba ni dekinai kanjou ni umoreteku
togatta kuuki ga koe wo ubatteshimau

一つずつ手放して 記憶を塗り替えていく

hitotsuzutsu tebanashite kioku wo nurikaeteiku

もうすこし もうすこし
あともうすこし 生きぬく心がほしい
ふるわせる ふるわせる
この声に 明日を映してみるよ

mou sukoshi mou sukoshi
ato mou sukoshi ikinuku kokoro ga hoshii
furuwaseru furuwaseru
kono koe ni ashita wo utsushitemiru yo

手探りでも 孤独きりでも
空を鳴らして今は 走り続けよう

tesaguri demo hitorikiri demo
sora wo narashite ima wa hashiri tsuzukeyou

もうすこし もうすこし
あともうすこし 生きてく力がほしい
新しい 新しい 人になる
貴方は私を待っていて もうすこし

mou sukoshi
ato mou sukoshi ikiteku chikara ga hoshii
atarashii atarashii hito ni naru
anata wa watashi wo matteite mou sukoshi

——————————————————————————————–

Cápsula del tiempo

Me pregunto si realmente podré convertirme en una nueva yo
La visibilidad de la yo de ayer está nublada

Uno a uno, tomándolos con mis manos,  intentaré comprobar su peso

Un poco más, un poco más
Quiero solo un poco más de fuerza para vivir
Voy a convertirme en una persona que piense, que piense, porque me estás esperando

Voy a enterrar las emociones que no puedo poner en palabras
El afilado aire me robará la voz

Uno a uno, dejándolos ir, volveré a darle color a estos recuerdos

Un poco más, un poco más
Solo quiero un corazon para sobrevivir un poco más
Estremeciendome, estremeciéndome
Intentaré que esta voz refleje el mañana

Aunque ande a ciegas, aunque esté completamente sola
Continuemos corriendo el día de hoy, en el que el cielo resuena

Un poco más, un poco más
Quiero solo un poco más de fuerza para vivir
Me convertiré en alguien nuevo, en alguien nuevo
Espérame solo un poco más